lunes, 10 de octubre de 2011

Yo te culpo porque, abrazos como el tuyo, me demuestran que otros tantos son chamuyo.. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada